Pamplona-IruñaCARD

Ir al contenido
  • Redes sociales:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar

Los pinchos, más de actualidad que nunca

El evento gastronómico más destacado del año acaba de terminar y ya tenemos un ganador para la XX Semana del Pincho de Navarra, el restaurante El Merca’o, que en su décimo aniversario en el segundo ensanche pamplonés se ha alzado por primera vez con el premio más importante del certamen gracias a su creación Camarón de la Concha. Detrás de una original presentación estética que recuerda a un corte de helado y de una intensa combinación de sabores marinos y ácidos se esconden la creatividad y el trabajo duro de Jorge Ochoa y su equipo. El chef navarro, formado en las mejores cocinas de Madrid y de la Comunidad Foral, lleva una década acariciando el éxito en el concurso, participando en seis de las últimas finales y cosechando premios en diferentes categorías, como al mejor maridaje, al servicio o a la innovación culinaria.

Sin embargo, el gran triunfo ha venido a coincidir con el décimo aniversario del establecimiento de El Merca’o, un restaurante que se ha convertido en la principal referencia gastronómica del segundo ensanche de la ciudad. Con respecto al año pasado, la cantidad de pinchos servidos en el restaurante se ha duplicado, indicador inequívoco del respaldo que tanto pamploneses como visitantes prestan a la cocina innovadora de Ochoa.

En esta ocasión, la propuesta de El Merca’o ha consistido en dos tortillas de camarón rellenas de txangurro al estilo donostiarra, una mezcla de texturas y matices conjugados en perfecto equilibrio para garantizar que el consumidor identifique con claridad los sabores protagonistas de la creación. “Todos los años busco hacer algo diferente, jugar con los recipientes, darle ese toque especial al pincho”, explica Ochoa, quien comenzó a pensar en su plato el día inmediatamente posterior a la final de la Semana del Pincho de 2017. A lo largo del año, la idea original ha ido reuniendo las contribuciones de todo el equipo hasta convertirse en un plato diseñado para conquistar a los cinco sentidos, gracias a su sabor, aroma, atractivo visual y textura, que han ido acompañados además por la ambientación musical del local, inspirada en el cantaor Camarón de la Isla, a quien el pincho debe también su nombre. Toda una experiencia gastronómica y sensorial que se ha traducido en un sinfín de felicitaciones al cocinero, antes y después de alzarse con la victoria en el concurso.

Y es que la satisfacción de los comensales es el objetivo principal de Ochoa, quien reconoce que el certamen de la Semana del Pincho está cada vez más profesionalizado, lo cual dificulta la participación de ciertos establecimientos. “Para algunos bares de toda la vida que hacen unos pinchos estupendos puede resultar complicado elaborar algo tan sofisticado”, reflexiona. No obstante, el público continúa respaldando el concurso, que este año ha cumplido veinte años y se ha confirmado como el principal evento gastronómico, atrayendo tanto a público local como a turistas y visitantes, quienes se decantan por los pinchos “elaborados con alimentos de la tierra, sobre todo verduras y otros productos con lo que se identifica a Navarra”, explica Ochoa.

Por todo ello, la continuidad del certamen está garantizada, y con ella la posibilidad de degustar verdaderas obras de arte gastronómicas elaboradas con devoción por los mejores establecimientos de Pamplona.